NADIE HA DICHO QUE LA REALIDAD SEA BONITA, O QUE NOS VAYA A GUSTAR. PERO ES LA REALIDAD Y ES LO QUE NOS TOCA VIVIR.
BIENVENIDOS AL MUNDO REAL

lunes, 23 de mayo de 2011

Lo de describirme nunca ha sido lo mío



Nunca se me ha dado bien describirme. Siempre pensé que las descripciones las tenía que hacer otra persona sobre mí. Como aquellas que nos mandaban hacer en clase de pequeños, sobre todo en las clases de inglés, de describir a tu compañera de pupitre y siempre empezabas “fulanita es mi mejor amiga. Tiene 7 años y el pelo marrón”. Sinceramente, me gusta verme a través de los ojos de otra persona, más que verme a través de los míos propios. Porque, no voy a negarlo, normalmente me describo de forma tendenciosa, tengo esa manía de escudarme en mis defectos, sacándolos siempre a relucir y olvidándome de mis virtudes. Y es que normalmente siento que les ganan por goleada.

Sin embargo otra persona, una persona que forma parte de tu vida, saca todos y cada uno de tus rasgos, demostrando en ocasiones que te conoce más de lo que tú misma lo haces.


Soy insegura. Si juntáis todas las inseguridades del mundo, seguro que las encontrareis en mí. Siempre digo que no soy pesimista sino realista. Pero no lo voy a negar, en realidad soy muy, muy pesimista. Me cuesta ver la parte positiva de las cosas, siempre siento que las cosas buenas no son para mí, que no las merezco y tengo la sensación de que la vida no hace más que darme palos. Y eso que a veces me planteo que en realidad mi vida no está tan mal, que tengo muchas cosas con las que otras personas no podrían ni soñar, pero mi autoestima no me ayuda precisamente a recordar esas cosas. Y aún por encima, tengo esa maldita costumbre de que me importe mucho lo que la gente diga y piense de mí. Actúo como si en realidad no me importase, como si simplemente me bastase con ser yo misma y a la mierda lo que los demás digan. Pero en realidad no es cierto, cada crítica que me hacen me reconcome por dentro y hace que mis inseguridades se vuelvan cada vez más grandes. Y es que tal vez sea cierta aquella frase de que “mis inseguridades me podrían comer viva”.

Soy tímida, muy tímida. Es cierto que cada vez estoy perdiendo más y más esa timidez, pero suele poder conmigo y, claramente, es otra cualidad a la que no ayuda nada todo lo dicho anteriormente. Me cuesta ponerme a hablar con gente a la que no conozco de nada, si bien es cierto que una vez que tengo un poco de confianza, me suelto mucho. Siempre he tenido envidia de esas personas que, sin conocer apenas a alguien, son capaces de entablar la conversación más larga, interesante y sincera del mundo. Lo siento, pero yo no soy así. Y aunque poco a poco lo este consiguiendo, aún me queda un largo camino por recorrer.

Soy patosa, arrítmica, manazas, se me da fatal todo lo que está relacionado con la pintura, escultura y cualquier cosa relacionada con las artes en general, aunque me gusten mucho, cambio más de humor que una veleta de dirección...

Pero no, esta vez no voy a enumerar solo las cosas malas de mí. Ya está bien, ya llegó. Por una vez me voy a querer un poco y decirlo, gritarlo, cantarlo o lo que sea, que hay cosas buenas en mí.

Me gusta escribir y creo que puedo presumir de no hacerlo mal del todo (espero, si no mal iría en mi futura profesión ;)). Desde pequeña he tenido una imaginación asombrosa. Yo era de esas niñas que se pasaban el día con la cabeza en otra parte imaginando mil historias de princesas y caballeros, de seres mágicos que jamás existirían en la vida real, solo para evadirme de la vida real.

Soy una persona en la que se puede confiar y creo que se me da bastante bien escuchar, y aunque a veces no encuentre las palabras correctas para responder a lo que escucho, siempre que alguien me necesita no dudo en estar ahí para ell@. Tal vez influya que no me gusta nada hablar de mí misma y prefiero que el resto de la gente me cuente sus penas y problemas, porque yo no lo haré. Me lo guardaré para mi misma y ayudaré, una vez más, a que mis inseguridades me coman por dentro.

Soy una romántica empedernida, para que negarlo. Por mucho que jure y perjure que no creo en el amor, que no son más que tonterías para embaucarnos a todos y hacernos quedar como auténticos bobos, en realidad soy una tonta enamoradiza que se emociona con cualquier detalle romántico.

Tengo una memoria muy extraña. La podría llamar memoria selectiva, pero tampoco es así. Tengo una gran facilidad para recordar pequeños detalles de los que nadie más se acuerda. Una conversación insignificante desde la que han pasado años, un pequeño gesto que alguien me hizo... sin embargo en ocasiones no me acuerdo de las cosas verdaderamente importantes.

Soy independiente. Tengo una gran facilidad para estar sola y no necesitar a nadie conmigo, y eso que he de admitir que a veces me da mucho miedo pensar en la soledad. Y sin embargo no hay cosa que me guste más que los abrazos eternos.

Odio discutir y hacer algo que pueda hacer sufrir a los demás, aunque a veces lo haga y no pueda dejar de sufrir por ello. No me gusta nada tener que tomar parte en una pelea o discusión cuando las dos personas me importan mucho. Y, desde luego, no soporto que alguien se enfade conmigo, me agobia muchísimo pensar en perder a alguien por un acto insignificante y hecho sin apenas pensar. Y es que ese es otro de mis problemas, tengo esa puñetera manía de actuar antes de pensar. Sin embargo otras veces pienso demasiado y nunca llego a actuar, arrepintiéndome por ello el resto de mi vida.

Y parece mentira, que para lo poco que me gusta hablar de mí, haya dicho todo esto. Pero aunque me guarde las cosas para mis adentros, cuando empiezo a hablar, no hay quien me pare... Eso sí, guardármelo como un secreto, tal vez algún día desvele más cosas de esas de las que no me gusta hablar.

Aunque creo que como pequeño resumen de lo que acabo de decir, soy un poco bipolar, ¿no crees? ;)

7 comentarios:

sin H dijo...

Pf.. me ha ENCANTADO leerte, tu descripción, en serio.. con tu descripcion se puede hacer una idea muy similar a como eres en realidad.. en serio, me ha encantado :)
Además, desde "Soy patosa.." en adelante, me identifico TANTO contigo que no te lo imaginas.. sobre todo en la parte de los enfados.. (bueno, en realidad en TODO a partir de ese párrafo)

Un beso enorme! :)

Lucía dijo...

Me encanto chica! Me identifico desde el principio, no me gusta describirme, soy insegura, tímida y vamos todo lo que has dicho! Supongo que sera verdad que esto de tener el mismo nombre influye en algo... jejeje! Un beso! :)

A's consumed candle. dijo...

Coincido en TODA tu descripción. Dices que te sientes identificada con tus textos, ¿no? pues no hay comparación con cómo me he sentido yo al leer este, ¡Es increíble!
Bueno, menos el párrafo sobre la soledad. Yo también la temo, pero no tengo facilidad para estar sola. Siempre dependo de alguien, y aunque me quejo de que al final, tengo que estar planeando mi vida para que a las personas de las que estoy en dependencia estén de acuerdo, la verdad es que sé que, si no tubiera a dicha gente, no sería capaz de seguir adelante.

Un beso, gracias por tu comentario, aunque sinceramente, mi entrada de esta vez ha sido muy floja :$

Laura dijo...

mee ha encantado de verdad :) me identifico muchisimo desde el principio hasta el final.
Te deseo lo mejor para tu blog un beso muy grandee !

La chica de los sueños de cristal dijo...

Yo pienso que más que bipolar eres muy maja y buena gente. Mira el escrito: Te has descrito, y eres sincera. Porque has contado tanto lo "malo" como lo bueno. Y a veces cuando te leo parece que me leo a mí misma jaja. Yo de ti no cambiaría casi nada, excepto lo de ser más positiva! :)
Un besito.

Airin dijo...

¡Soy como tú! o ¡Eres como yo! En cualquier caso, y viendo que no soy la única que se ha identificado con tu presentación, me doy cuenta de que tal vez no seamos tan diferentes como pensamos, ni tú, ni yo :)

Anónimo dijo...

a veces soy muy timida pero tamben cuando conozco mas a esa persona no hay quien me pare.