NADIE HA DICHO QUE LA REALIDAD SEA BONITA, O QUE NOS VAYA A GUSTAR. PERO ES LA REALIDAD Y ES LO QUE NOS TOCA VIVIR.
BIENVENIDOS AL MUNDO REAL

sábado, 5 de febrero de 2011

Caer

Cuando eras pequeño y te caías te volvías a levantar. Podías derramar dos o tres lagrimas sentado en el suelo, pero al ver que nadie te hacía caso y ante la propuesta de un nuevo juego, te levantabas y echabas a correr, como si nada hubiese ocurrido. ¿Por qué es algo que se antoja cada vez más difícil cuanto más mayor eres?

A medida que vas creciendo, al caerte lo único que haces es decir, “no pasa nada, todo va bien” aunque sepas en tu interior que no hay mayor mentira que esa. Pero es lo que toca, ¿no? Levantarse con una sonrisa en la cara, y hacer como si nada hubiese ocurrido.

8 comentarios:

Pawiwis dijo...

Eso mero! "Levantarse con una sonrisa en la cara y hacer como si nada hubiese ocurrido" .. <3

Blanca dijo...

O igual es más fácil aceptar que has caído, recuperarte un poco abajo, y entonces decir ``todo va bien´´ de verdad, porque es así.
Interesante entrada, como todas las que escribes :)
Un beso.

A's consumed candle. dijo...

Hace tiempo tuve una conversación bastante filosófica sobre eso con mi padre, en Navidad, mientras caminabamos por las calles heladas.
Cuando somos pequeños... Los problemas son cosas muy sencillas de arreglar. Asimilamos todo con facilidad, y se nos puede maquillar el problema con un simple caramelo. Nuestra mente no es capaz de darle vueltas a las cosas de la misma manera que cuando somos más mayores, porque nuestras prioridades son otras...

Es un tema interesante del que hablar, la verdad.
¡Un beso!

La chica de las sonrisas prestadas dijo...

Es cierto, podemos actuar asi, levantarnos sin que nadie lo sepa y con una sonrisa en la boca, haciendo que no ha pasado nada.. O sin embargo, que aunque te tiren mil personas por ti, no puedan sacarte.. Con lo facil que era antes todo..
Un beso!

Héctor dijo...

¿Donde queda aquello de: "¡Trampa! ¿Volvemos a empezar?".? La verdad no solo crecemos físicamente y no solo maduramos mentalmente. Nuestros problemas, responsabilidades y deberes también crecen y maduran con nosotros.

El problema no es como caes, si no como te levantas. Esa frase me la dijo mi tio hace poco, en nochevieja, sin ir más lejos. Es pero que te sea de ayuda.

Un beso.

PD: Gran tema para debatir.

La chica de los sueños de cristal dijo...

Así es, toca levantarse. A veces ocurre que ya no lo hacemos por nosotros mismos, porque apenas nos quedan fuerzas para ello. Pero sí por los que nos rodean.

Chloe Nights dijo...

Está genial tu blog, por cierto te sigo ! ;D

Berenice.Elais dijo...

Me encanta (: . Soy nueva en blog. Pasa por el mio si qeres (: ya te sigo !