NADIE HA DICHO QUE LA REALIDAD SEA BONITA, O QUE NOS VAYA A GUSTAR. PERO ES LA REALIDAD Y ES LO QUE NOS TOCA VIVIR.
BIENVENIDOS AL MUNDO REAL

martes, 8 de febrero de 2011

¿Sabes? El otro día estuve limpiando los cajones de mi habitación. Encontré mil cosas, la mayoría para tirar a la basura: apuntes antiguos, bolígrafos que ya no escriben, estuches rotos… Hasta que aparecieron mis libretas. Libretas llenas de garabatos, de palabras sin sentido, de cosas escritas hace ya más de 5 años, o menos de 2, de lágrimas, de tonterías, de amores olvidados y de los inolvidables, de amores que querían volver a florecer. De sonrisas, de momentos del pasado, de viajes, de personas que ya no están en mi vida…

Y aunque nunca he utilizado nombres, son muchas las palabras ahí escritas que me recuerdan a ti. Es entonces cuando vuelven los recuerdos olvidados de ese amor inolvidable.

5 comentarios:

La chica de los sueños de cristal dijo...

Para algunas personas, no es necesario nombrarlas por su nombre. Un olor, una canción o una frase nos pueden llevar automáticamente a pensar en ellos.

María dijo...

Me encanta la frase final :)

Noe dijo...

lo malo del amor inolvidable esqe al principio es insorportablee...
mee encantoo!1
un bessiiitoo!!muuuaaaaCk!

La chica de las sonrisas prestadas dijo...

Que bonuito no? Estoy segura de que cuando empezaste a leerlo volviste a revivir todo aquello. Yo también tengo libretas, cuadernos, hojas metidas en carpetas, llenas de sentimientos, con el fin de que dentro de unos años, cuando los abra y lea diga "que tonta estaba.." o "ojalá pudiera volver atrás" o viera ese amor que para mi será de los inolvidables (que la verdad el 98% de los textos hablan de eso xD)
En fin, me alegro de que los encontraras!
Un beso!

Héctor dijo...

Sé lo que es sentir esa sensación, yo la sentí una vez y me dolio, quizas porque no habia pasado el tiempo suficiente, no lo sé... Pero desde entonces tiro todo lo que me recuerda a esa persona... Quizás porque me ayuda a olvidarla mas facilmente o quizas porque es una manera de torturarme menos...

No lo sé.

Un beso!