NADIE HA DICHO QUE LA REALIDAD SEA BONITA, O QUE NOS VAYA A GUSTAR. PERO ES LA REALIDAD Y ES LO QUE NOS TOCA VIVIR.
BIENVENIDOS AL MUNDO REAL

viernes, 31 de diciembre de 2010

2010

No tengo claro como empezar el balance de este año 2010. De todas formas, creo que solo lo hago porque se ha convertido en una especie de tradición. Pero me faltan fuerzas para pensar en todo esto. No se presentaba como un mal año, la verdad. Las campanadas sonaron con fuerza, aunque vistas por la televisión, en la plaza del Obradoiro. Podría jurar que hasta llegué a sentirlas en casa. Pero tal vez se tratase solo de mi imaginación
Algo que siempre me ha caracterizado ha sido mi memoria de pez, así que tengo graves problemas para recordar muchas cosas importantes de este año. Para no discriminar a ninguna, será mejor que solo escriba las cosas por encima. El resto me lo guardo para sonreír con los buenos momentos cuando me vengan a la cabeza. 2010 fue el año de la música, de los mil conciertos y otros tantos festivales. Y no me puedo quejar, ¿Cómo hacerlo si conseguí disfrutar con una de mis mayores pasiones?
El viaje familiar de este año nos llevó a tierras italianas, donde, aun para mayor alegría, conseguí reunirme con alguien que hacía ya unos cuantos meses que no veía. Un festival ayudó a hacer otro viaje en verano, esta vez con amigos, y un poquito más cerca. Pero lo suficiente para que se convirtiese en inolvidable e inigualable.
Fue un año de muchas despedidas y de nuevos comienzos que aparentaban prometedores. Un año en el que ciertos capítulos de mi vida demostraron, por fin, que estaban definitivamente cerrados
Un 2010 de mil quebraderos de cabeza con los programas de radio y televisión de segundo. Y llegó tercero, y MLO pasó a ser cosa de tres. Y empezamos a morir con las prácticas de este año, y a desesperarnos y a hacerlo todo, como siempre, en el último minuto. Un segundo de carrera que se nos hizo cuesta arriba se tradujo en un tercero que se presenta mucho peor. Y con muchas huecos vacíos en las filas de clase.
2010 fue el año de las mil dudas y cuestionamientos, de tal forma que llegó un punto en el que dejé de tener claro hasta lo que más seguro tenía hasta entonces.
La verdad, me gustaría poder echar la vista atrás en estos momentos y decir, pues si, 2010 fue un gran año, un año 10. Pero no, no haría más que mentirme, porque llego a Noviembre, también conocido como el mes negro, y todo se empaña. No se qué pasó, en qué momento decidí volver mi vida del revés y fastidiarlo absolutamente TODO. No lo sé, es como si hubiese decidido que mi vida era aburrida y era necesario darle un poco de emoción. ¿Emoción? Por llamarlo de alguna manera, porque en vez de pintar las cosas de colores decidí cubrirlo todo con un manto negro. Y llegaron las noches en vela, las lágrimas corriendo sin parar por mis mejillas, las ganas de tirarlo todo por la borda, de darme por vencida y huir lejos, muy muy lejos, con la horrible sensación de que nadie iba a notar mi ausencia. Y el que debería haber sido el año 10, se convirtió en el año -1000, tirando por lo alto. Llamadme pesimista, decid lo que quieras, pero esta vez no es más que la pura realidad, la realidad que se ha vuelto en mi contra y, aunque bien solita que me lo busqué, no puedo evitar que me duela (y mucho). Lo siento, soy así, aunque no lo parezca a veces tengo sentimientos y las cosas me hacen sufrir. Me encantaría que existiese un botón de rebobinas y volver a octubre, hacer las cosas de forma diferente, y conseguir que todo siguiese como era entonces. Pero sé que es imposible. Me gustaría creer que con el 2011 las cosas se van a arreglar, todo sería maravilloso. Pero seamos realistas. Que sea 1 de enero no tiene que significar necesariamente que vaya a ser diferente. Simplemente es el inicio de un nuevo mes, así también podría considerar que las cosas se hubiesen arreglado el 1 de diciembre y creedme que no lo hicieron.
De todas formas, y ya que por probar no pierdo nada, intentaré pasar esta noche con una gran sonrisa en la cara, junto a gente increíble como compañía que, aun sin saber todo lo que pasa por mi cabeza, han conseguido alegrarme estas navidades, como siempre.

Eso si, Feliz 2011

5 comentarios:

Romina dijo...

http://loveismy-weapon.blogspot.com/
si puedes pasate por mi blog :D

La chica de las sonrisas prestadas dijo...

No sabes como te entiendo. Todo mi año 2010 ha sido de noches en vela en las que no puedo parar de llorar, ha habido cosas buenas, pero las malas le ganan por mucho.
Espero que este año ocurra algo que marque el 2011 como un año increíble.
Un beso y no pierdas la esperanza!

ro dijo...

lindo blog :) soy nueva en esto, si quieres luego pasa por mi blog
http://causaspeerdidas.blogspot.com
buen comienzo del año !

Blanca dijo...

Me he leído la entrada de un tirón y he de decirte que ojalá solo te quedes con los buenos recuerdos, y que todo se solucione.
Pero piensa que aunque igual para ti no cambie nada de 31 de Diciembre a 1 de Enero, igual para alguien si es una gran diferencia y sus cambios repercuten en ti, no se si me explico.
Muy buena entrada, me ha gustado mucho.
Yo también me estoy leyendo Las cosas que no nos dijimos, está muy bien. ¿A ti te está gustando?
Saludos, y gracias por pasarte por mi blog :)

La chica de los sueños de cristal dijo...

Muchas gracias por tu comentario; tú te has ganado una seguidora más. Me gusta tu blog, y lo cierto es que este año por lo que cuentas parece que no ha sido el mejor de tu vida, pero te deseo mucha felicidad en este 2011, y espero que vaya todo mucho mejor. Un besito.